Sinfonía del Fauno MMLXXII, Lunes 18, de Abril de 2016.

 

LA DISCULPA PÚBLICA Y EL SILENCIO CÓMPLICE. LA DIFERENCIA ENTRE EJÉRCITO Y SECRETARÍA DE SEGURIDAD, ACEPTAR LAS RESPONSABILIDADES.

 

Cuestión de los mandos. La manera de conducir los cuerpos de Seguridad Pública o Nacional o cualquier unidad, resulta de vital importancia que frente a los hechos específicos en que estuviera implicada la corporación, quienes ejercen el mando deberán asumir su responsabilidad en el supuesto caso que sus subordinados cometan errores incluido algún acto cosificado como criminal. En estos casos, la formación del comandante influye para que se haga justicia y lanzar el mensaje adecuado a fin de recrear la esperanza entre la población que no volverá a suceder. La Sedena se disculpó pues dos soldados torturaron una mujer; sin embargo el secretario de Seguridad Pública de Guanajuato, no tiene posición por el deceso de Mario Gámez.

 

La diferencia primordial. Mientras los militares de carrera, capacitados para ejercer el mando saben que ningún superior podrá justificarse con los errores de sus subordinados; entre los paramilitares que dirigen personal de seguridad pública en las entidades y en los municipios, civiles por regla general esa concepción no la quieren asumir pues encuentran las  maneras para eludirla. El secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos Zepeda, reunió 30 mil elementos bajo su mando para ofrecer la disculpa pública y enviar la embajada al pueblo México, indistinto de que los delincuentes sean juzgados por el fuero de “guerra o común”. La garantía podría esa postura.

 

La duda que si ofende. En el caso Guanajuato al secretario Alvar Cabeza de Vaca Appendini, cuyo elemento era parte del grupo de escoltas de los altos funcionarios del gobierno estatal y sus familiares, junto con el procurador General de Justicia Carlos Zamarripa Aguirre, al parecer ya capturaron al posible responsable del deceso del quien se ahogó en las instalaciones de la PGR, el pasado 21 de marzo que podría ser el instructor, pues a sabiendas que Mario Gámez Villegas no sabía nadar, le exigió que se lanzara de una plataforma de algunos metros al agua de la alberca de la cual no pudo emerger porque murió. Sin embargo, nadie ha mencionado que el instructor no tenía ni equipo ni instalación, apropiadas, para esa prueba de valor (Ver video del clavado en www.paraleloequis.blogspot.com)

 

SESIÓN PARA CATATÓNICOS. El Caso Gámez ¿Quién?. Sobre la causa del escolta del hijo del secretario de Gobierno, Antonio Salvador García en la ciudad de Guadalajara, Jal., el comandante de Gámez Villegas, el secretario Alvar Cabeza de Vaca, ha estado eludiendo su posible responsabilidad porque el entrenamiento o capacitación del personal bajo su mando, debe hacerse en lugares adecuados y bajo estricta supervisión. El personal que no sabe nadar o no ha sido entrenado para esa actividad, podría mostrar su valor en otras pruebas porque así el lanzamiento al agua, es un franco atentado en contra de su seguridad, su vida; lo curioso en el caso, es que el Procurador de los Derechos Humanos en el Estado –PDHEG-, Gustavo Rodríguez Junquera, todavía no consigue divisar ese aspecto.        

 

 

 

 


LAVADITA DE TALANTE AL GOBIERNO DE MIGUEL MÁRQUEZ,   Leer mas
GERARDO SÁNCHEZ OFRECE DESTINAR MÁS RECURSOS A LA SEGURIDAD PÚBLICA. Leer mas
SINFONÍA DEL FAUNO "LOS POLÍTICOS TOMADOS DE CLAVOS ARDIENTES: MEADE, AMLO Y ANAYA; ACTUACIÓN QUE GANA EN LA PROVINCIA”. Leer mas
“SIN SEGURIDAD Y SIN SERVICIO MÉDICO SEGUIREMOS SI GANA EL PAN”: GERARDO SÁNCHEZ Leer mas
DE LLEGAR A SER GOBERNADOR DE GTO EXIGIRÁ RESULTADOS EN MATERIA DE SEGURIDAD CADA SEMANA. Leer mas


Siguenos en Twitter

Siguenos en Facebook

¿Quién esta en línea?

Hay 43 invitados y ningún miembro en línea